PIEDEHIERRO.
Blog

26/10/2016 17:44:49

LAS PERSONALIDADES DEL HOMBRE.

ESCULTURA. Las Personalidades del hombre. Mención.Honor. 10 Premio de Escultura Figurativa Ciudad de Badajoz. 2016

Comentarios

11/04/2016 20:37:45

Horizontalidad sentida: Un paseo con Rafael Piedehierro Holguera.

Mª José Fernández Sánchez.
Título: Horizontalidad sentida: Un paseo con Rafael Piedehierro Holguera.

4/4/2016



“Viene del paraíso: aguacanto de los ángeles // y trae el murmullo de la risa a mi memoria; // atrapada piel de aromas, a menta, orégano...” Es así como yo recuerdo a un amigo muy especial, sembrado entre los versos Flor de amor. El título forma parte de un poema que le dediqué en su día a este gran artista. Desde entonces lo tiene subido en artistasdelatierra.com. (un portal de arte y artistas en la red). Os invito pues, a conocer a Rafael Piedehierro Holguera; os aseguro que será una mágica experiencia que muchos de vosotros no olvidareis fácilmente.

Él nace en Mérida, Badajoz, 1948. Desde el 1973 hasta 1982 residió en Sant Celoni (Barcelona). Es autodidacta como escultor, pintor, dibujante; también escribe poesía y coquetea ampliamente con la fotografía: Piedehierro es todo un carácter, como los grandes genios creativos. Bajo el punto vista literario viene publicando poemas desde el año 1973, con participaciones colectivas en las revistas: Gallo de vidrio, Libro negro, Escritos sin Forma, Correspondencia, Laberinto de Sentimientos, Miradas de Nostalgia, Flores Nuevas, Días de Sol, Mar de Nubes, Momentos Literarios.

Destaca, en su obra, un cuadernillo publicado en solitario, que tuve el honor de prologarlo, bajo el título: Horizontalidad sentida (Carisma libros S.L., 2011). Se presentó ilustrado con varias de sus obras, a todo color; acompañada de una poética larga y luminosa, cargada de una sensualidad atrayente y sugestiva, al estilo cernudiano: “rebeldía, pasión y amor al amor”, donde Rafael nos da un ligero asomo de su despliegue artístico (tanto en pintura, como en dibujo, escultura y fotografía).

“Ha bajado del balcón de su infancia // desabrochando la pueril ternura, // entre espinos y sollozos: // trementina de sueños en burbuja melancólica...” A este hombre lo describo con una sensibilidad artística a flor de piel. En varias ocasiones he estado en su chalé, donde vive habitualmente: un amplio espacio luminoso, a las afueras de Badajoz, ocupado con toda clase de obras de arte –entre ellas pinturas de grandes artistas, amigos suyo, conocidos...– que se mezclan con la gran producción de su obra; muchas iniciadas, pendientes o inacabadas.

Este prolífico e inquieto artista, amante de los animales, ha desarrollado un estilo propio que, en general, viene oscilando entre el expresionismo más o menos estilizado, en la mayoría de sus esculturas, y el surrealismo de entrañables formulaciones mágicas. En Pidehierro cobra vital importancia el dibujo tecnológico, utilizando materiales como el lápiz, la tinta, el carbón, el óleo, etc. En cuanto a la escultura, es el barro, el hierro o el bronce, el material empleado, entre otros. Cabe destacar en su obra genérica, tanto en pintura, como en escultura o en poesía, el talante crítico que ejerce el autor, casi siempre encaminado a la reivindicación ecológica e injusticia social.

Tengo obras suyas, desde hace varios años, colgadas en las paredes de mi dormitorio y adornado el salón de mi casa: unas fueron regaladas por él; otras mal vendidas por este gran artista, amigo mío que, con el paso del tiempo, las he ido cogiendo cariño, al ir madurando su trasfondo artístico y revalorizando sus trabajos.

Concretamente, Manuel Pacheco, nos dice de él que “es poeta del barro y de otros materiales dormidos y continúa su lucha incansable para trasladar esa materia aparentemente muerta a una vida que ilumine el ser y realice la suya; a una vida que deje la huella de su paso por la arena de este relámpago del existir que se llama nacimiento y muerte”. Pilar Parcerisas nos dice de Piedehierro que sus creaciones “ expresan el drama existencial del hombre...”

Numerosos críticos, amigos, conocidos... han enjuiciado muchas de sus obras, cada uno en su momento; yo, por mi parte, tuve el honor de conocerlo desde el punto de vista artístico y humano; me resultó –como ya anticipé– toda una mágica experiencia: Pensador, inconformista, investigador, creador incansable de movimientos, espacios, formas, mundos planetarios; es un hombre con sus angustias, sus miedos, sus vacíos existenciales, para dar paso prioritario a la viva emoción, reflejada en gran parte de su concepción artística. Y con todo ese arte a cuestas, Piedehierro nos ofrece una puerta abierta a la esperanza, al futuro que ha de venir, a pesar de que muchos de sus trabajos nos resulten desgarradores, plagados de intensa emotividad, horror o sufrimiento:

“Espectros nacarados de Helios // imprímanse con el alma de sus ojos, // que son hondos e impensables, // no importa el color que sean....” (a Rafael Piedehierro, de las Bellas Artes. De Kike Gómez Saavedra).

Es entonces, con observación detenida de sus obras, en sus diferentes concepciones, cuando el arte de Piedehierro nos atrapa, nos transporta y nos eleva en su melancólico sueño: un lugar inaccesible donde habla de sus “miedos y vivo desconsuelo”; de sus soledades, pinceladas en maravillosas tonalidades inquietas; y, también, con cada una de sus frases poéticas, te va envolviendo en un vértigo de agua: un fluido vital, cadencioso en el que todo acto creativo se ilumina e inmortaliza.


Comentarios

17/11/2014 14:49:26

A RAFAEL PIEDEHIERRO.


A Rafael Piedehierro, De las Bellas Artes...

Pinceladas de zafiros
me impresionan en la evanescencia.
Bienaventurada Iberia!
que en su regazo pasea un caminante
con la esencia de las pegásides
ondeando febril en su sangre.

Oh! Nardos tornasolados
explayados con maestría y garbo
en flexuosos trazos.
Filarmonía de pinceles y acantos
cuando el devenir hiperbóreo del artista
se expresa gentil con la pintura.
Ay! Si Atenea te viera
cuantas lágrimas de regocijo
bañarían tu impronta imperecedera...

Y que dirían los farallones,
deidades de alabastro y mármol
que histriónicos se atavían
bajo tu tacto onírico e inefable
con el que los exaltas, señor poeta!
Sucumben ante tus talles todas las piedras,
esas que mustias son más bellas
y lloran contigo ese desconcierto
que fulgura en las estrellas...

Espectros nacarados de Helios
imprímanse con el alma de sus ojos
que son hondos e impensables
no importa el color que sean.
De brazos helenos y piromances
que engalanan la Madre tierra
con besos idílicos de fuego puro...
Amigo extremeño, loada sea la providencia
que humanista ha conspirado
para que yo te conociera!

Eres tu, Señor poeta
de la pluma férrea que cincela
y encausa destellos de luminiscencia,
usando un pincel de doradas cerdas
para plasmar de los dioses
las Artes más Bellas!

Kike Gómez Saavedra.


Comentarios

18/01/2012 20:32:35

LA LIBRERÍA MÁGICA.


LA LIBRERÍA MÁGICA.




Yo no sabia donde estaba, aquello parecía un almacén lleno de libros.

Todos hablaban entre si un idioma parecido, aunque yo no lograba entender nada.

De pronto saltó uno y me dijo ¿tú eres nuevo por aquí no? y le contesté si, que ocurre algo,¡no,,, no,! solo ten cuidado que estos libros son mágicos y no puedes despertarlos, como lo hagas, te darán la lata y luego te volverás loco.

Y de pronto veo volar al gran Don Quijote de la mancha, en su bicicleta cósmica cabalgando entre el escaso espacio de pared en pared.

En las estanterías se oían voces lejanas de personajes de de historias viejas y nuevas, como queriendo salir todos a la vez y contarme sus batallitas y cuentos.

Un caballero con barbas me chisto, diciéndome ¡que haces por aquí, no sabes que esta prohibido merodear por estos lugares de sombras y luces! No se nada, solo estaba mirando los libros, esto no son libros, son pensamientos
Enlatado en papel y prisioneros, nos cortaron las alas.


Soy Séneca el andaluz de Córdoba, aquel lleno de luz enjaulado en este libro de oro. Un murmullo debajo de la estantería, me avisan del peligro que corro, en ese lugar, pero sigo rastreando entre ellas, porque el tiempo, el mío, se detuvo y quiero saber el porque de todo esto, si solo son libros escritos en letras revueltas de un abecedario ordenado y libre.

Son pensamientos creados de muchas mentes prodigiosas, llenas de sabiduría y talento.

Aquel saldado con un brazo menos, aquel de los molinos de vientos, Miguel su nombre eterno, el creador de D. Quijote señor, el de los sueños surrealistas y caballero, merodeaba por este jardín, de marañas polvo, desorden ordenado de pensamientos.


En un recodo en el ángulo metálico de las mágicas estanterías, vi al mismísimo Federico, leyendo su cuaderno original, del Romancero Gitano, se limpiaba lágrimas de bronces de su cara enamorado, revolotean golondrinas alrededor de su cuerpo ahuyentando de su cabeza los pájaros.


Su vecina Carolina las de los bellos ojos y pómulos ovalados sonrosados, Coronado de poemas, versos de amor, toda su sonrisa iluminaba el espacio, poetisa de Almendralejos, luz de Extremadura la que sufría en silencios, su amor Espronceda.


Es que todos son voces, del ocaso al abismo, de abismo al ocaso, muchos libros hablando y yo solo escuchando sus letras, el punto, la coma, el paréntesis, la interrogación y la exclamación, riéndose del punto y coma, sin poder estar separados.


Las flexibles historias del mundo, danzando al unísono.
Sobre un camino de aire y polvo, en este desorden de paz, en un silencio ruidoso de ausencias pasadas, con palabras escritas que gritan.


En el suelo, un libro grita, esta pisado una y otra vez, le hicieron daño en las pastas, el maravilloso tanto antiguo como moderno, El Kybalión, llora de dolor y soledad, quiere la libertad que nos anuncia en sus páginas y ser rescatado a su estantería de siempre y descansar en los laberintos de sus pensamientos espirituales profundos.

Un aroma aterciopelado desde un rincón, nos comunica olores de siempre, el Almizclen, Hierba buena, a Tomillo y Romero, Miguel Hernández me habla de sus horas en la cárcel, poeta del hambre, el sacrificio, la pena y el dolor, durmiendo en una jaula sin libertad, teniendo alas para volar.

Remolinos de aires nos envuelve en la lectura, Schespeare y Lord Byron, Borges, Salinas, Cernudas, Pacheco, Valhondo, Lencero, León Felipe, Kavafis, Pasolini, Bod Dylan. Merodean entre las páginas, ordenándoos las palabras, jugando con las sílabas, los espacios, Gala, pasea su bastón.

Dentro de este templo, de la palabra escrita, nos encontramos con la señora Rosaria de Castro, Carmen Pardo Bazán, Dulce Chacón, Almudena Grande, Mª José F.S, todas colocando versos desencadenados en caminos creativos, en este Universo abecedario de lo escrito.


Se mezclan las ideas los pensamientos, alrededor de un oasis lleno de estrellas

Una fuerza invisibles de sentimientos, merodean las estanterías de un mágico pensar, los hilos del saber florecen en el techo del olvido y las palabras piden libertad

Queriendo salir aun laberinto de intolerancia y despecho.


Los libros almacenados, queriendo ser adoptados por manos limpias, sedosas, delicadas, sin manchas de violencias o intolerancias, manos purificadas del único elemento posible, la cultura y más cultura.

El saber al poder del hombre y nunca de la bestia o la oscuridad.

Desde el abismo más luminoso, donde todo ciego ve, hay hadas con sonrisas fotográficas, de luces plateadas aquí Piter-pan juega con Campanilla, juntos juegan navegando en mares imaginarios y sonrisas blancas.

La bóveda rosada y roja de pájaros nidificando las ilusiones del hombre, el tiempo está detenido en este templo de cultura solitaria.

Láminas y fotos del pasado y un futuro lineal de mesas tertulianas, donde se aman, con miradas furtivas los libros se miran.

La novela, el ensayo, el teatro, la poesía, la narración, la biografía, se casan con la luz y las sombras, iniciando un camino con un futuro de resplandor sin límite.

Ecos lejanos me avisan, de posibles tormentas literarias, un intruso dando voces y gritando, sorprende a esta librería.

Un libro nuevo viene empujando a los otros, como un torbellino con aires acara colados, entre los entrantes y salientes de cada libro, éste molestando a los otros, sus hojas se les crisparon de nervios y hasta se cristalizaron las letras.

Quiere un hueco social, entre las estanterías de la mágica librería, solo una oportunidad y tener suerte, ser cogido y leído, en su Horizontalidad Sentida permanente.

Esta Librería Mágica viviente, donde está la ausencia presente de cada historia y escritores representados de un mundo que simbolizan la cultura. Mi querida Librería no despiertes nunca.
En tus sueños está la vida.



Rafael Piedehierro Holguera.







Comentarios


De DANIEL RIVAS SANTOS
Gracias por darme algo de su tiempo yllo sentirme unos minutos feliz compartiendo su escrito y bien hacer. Mi felicitación.
29/05/2011 19:01:27

RECUERDOS.ACTUALIZADOS.



No se como puedo estar sentado delante del ordenador y no sentir miedos, como aquel que sentía cuando era niño debajo de la cama, al sentir la gran tormenta que se avecinaba entre los muros del corral de casa. Hay cosas que se me escapan en los recuerdos de niños y juventud, pero necesito sacarlos para ser feliz, rebuscando entre las cosas que tiene mi cerebro escondido y apartado dormido, como si de un sacro altar se desprendieran todas la imagines y volaran, cayendo algunas al suelo pedregoso del abismo. Como el lento espacio del todo, parece pequeño y a la vez inmensamente fuerte y horizontalmente infinito, los recuerdos sellados y precintados para siempre, siendo el dolor su cabecera, angustias sin fronteras, congojaos asustados, en unas calles estrechas sin luz, ni aire, ni blanco cal que nos despierte, en Primavera.

Voy buscando como todos, un camino donde poder ser feliz, necesito un espejo para mirarme, sacando del reflejo un beso, que necesito darme en la mejilla izquierda, la de los golpes, de aquella mano ruda y fuerte que nunca me quiso, pero si matarme. Células de amiantos en las manos de los hombres, que con su violencia hablan de fuerza y no de palabras algodonadas suaves. Dormidos mis pasados, recuperan las fuerzas del tacto, las de las caricias y el beso, los silencios que hablan gritando, dejad al hombre libre, sano, caminando al valle dorado de su felicidad.

Como puedo dormir, si esta todo encharcado de agua sucia los manantiales, ríos y mares calentándose, traerme los glaciales, suavizar la globalización para que el hombre siga adelante.

R.Piedehierro


Comentarios

1 2 3 4 5 6 7 8 Siguiente >




Hosting artistas Artistasdelatierra.com. - Diseño web